Varias pueden ser las razones por las que una persona comienza a hacer una dieta. Se puede hacer por salud o bien por estética estética. En cualquier caso, la mecánica de este proceso es sencilla, se come de manera sana con la finalidad perder peso de manera notable. En este artículo te enseñaremos pero unos sencillos pasos para que puedas aplicarlos a tu propia dieta.

Hacer dieta es el resultado de la suma y una resta. Es la diferencia entre las calorías que añades a tu cuerpo y  las que eliminas
Debes de ser consciente de que matarte a hacer ejercicio es inútil si después te metes  un atracón a comer. Lo primero que debes de hacer es poner a raya ese ansia por saciar tu apetito a cualquier precio. Para ello lo mejor es que bebas agua suficiente antes de comer. Por ejemplo, comer algo ligero  antes de una comida es una buena solución para llenarte. Éste es un truco usado en el sureste asiático. Por eso la gente de esos países tiene tan buena figura.

Rodéate de un grupo de personas que te ayuden a mantener la disciplina en tu dieta y que apoyen tus esfuerzos
Tu dieta está condenada al fracaso no si no hay constancia detrás. No tiene sentido que un día hagas ejercicio y los siguientes te apoltrones en el sofá. Para lograr esa necesaria continuidad lo ideal es que te apuntes a un club de fitness. Gracias a él, recibirás el apoyo de otros miembros cuando estés siguiendo una dieta. En caso de que quieras tirar la toalla siempre tendrás un compañero a tu lado que te animara. Desafortunadamente este tipo de clubs  no son para todos los bolsillos. En caso de que no te lo puedas permitir siempre te quedarán tus amigos y tu familia.

Habla con tus amigos y cuéntales que estás siguiendo una dieta
Busca que se impliquen en tu progresión y que te apoyen en tus esfuerzos. Decirles que estás siguiendo una dieta hará que tus amigos no te piquen para beber alcohol o comer comida que no deberías comer. Con esta acción será más sencillo conseguir que ellos te apoyen para que tomes comida saludable y te animen a hacer más ejercicio que el que estás habituado.

Haz ejercicio mientras viendo pelis o jugando con la Play
Hacer ejercicio en casa puede ser aburrido. Pero hay  alternativas fáciles y mucho más divertidas que lo primero. Jugar a juegos de rallies con tu consola puede ser, que no lo creas, un gran ejercicio.   Los movimientos que haces mientras juegas son ejercicio y hacen que sudes. Al igual que los juegos que implican competición, también ver pelis de terror o suspense hacen que tengas un subidón de adrenalina y que, por lo tanto, sudes.

Sé optimista pero siempre con los pies en el suelo     
No cabe duda de que cuando uno está motivado y comienza una dieta tiene objetivos importantes. Quieres parecerte a  algún famoso que has visto en alguna revista,a alguien que has visto en un video de YouTube, etc.  Existe la posibilidad que si no consigues ese cuerpo 10 te sientas un poco frustrado. Por ello, lo ideal es que te pongas metas que sean realizables. Si ves que lo que estás haciendo funciona y progresas, sencillamente puedes  continuar la rutina que vienes practicando.

Una cosa es clara,  los resultados siguiendo una dieta no se consiguen de hoy para mañana. Lograr un cuerpo 10 es fantástico pero lo más importante es, sin duda, tu salud. Estar fuerte y sano es el objetivo. No pierdes nada por probar estos pequeños consejos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *